fbpx

Factores que aumentan la permeabilidad de la barrera

  • origen
  • mayo 18, 2020

Existe una correlación tremenda entre muchísimas enfermedades modernas y una permeabilidad intestinal aumentada.

El hecho es, que esta permeabilidad aumentada es algo novedoso en nuestra especie.

Se produce a consecuencia de nuestro nuevo entorno, especialmente debido a la alimentación moderna y una de sus consecuencias es que acaba produciendo una alteración en el funcionamiento normal de nuestro sistema inmune.

No es de extrañar, por tanto, que sea en occidente donde se producen la mayoría de las enfermedades relacionadas con el sistema inmunitario o con la inflamación.

Y como no corregimos nuestro estilo de vida, se convierten en enfermedades crónicas.

En la primera parte vimos qué es la barrera intestinal y cómo funciona la absorción de nutrientes en un intestino sano. Ahora vamos a ver qué factores causan un aumento de permeabilidad en nuestra barrera intestinal.

Tener el intestino agujereado no es natural.

Es algo característico de nuestras sociedades occidentales actuales.

Factores que provocan un aumento de la permeabilidad de la barrera

La permeabilidad aumentada está producida por factores ambientales relacionados con nuestro estilo de vida moderno, como el gluten, los inhibidores de tripsina y a-amilasa, una microbiota deficiente, el veneno natural de las plantas o el estrés.

El gluten

Lo que hace el gluten es separar los enterocitos, abrir un espacio entre ellos y dejar pasar moléculas intrusas a la sangre. Es un enemigo silencioso, ya que este proceso no da ningún síntoma y no piensas que el pan puede estar haciéndote daño.

Sí, el gluten aumenta la permeabilidad intestinal.

El gluten está compuesto por 2 proteínas, una de ellas es la gliadina. Y cuando ésta llega al enterocito (que es la principal célula del intestino delgado), el propio enterocito segrega una proteína que se llaga zonulina.

La zonulina es la que rompe las uniones estrechas entre los enterocitos, abriendo un agujero que deja pasar las moléculas grandes que no se han terminado de digerir. Por lo que la barrera intestinal deja de ser selectiva y llegan a la sangre moléculas que no deberían de llegar, afectando así a tu Sistema Inmunitario.

El gluten se asocia a muchas enfermedades como la esclerosis múltiple, diabetes, intestino irritable, psoriasis…

Inhibidores de tripsina y a-amilasa

Los inhibidores de tripsina y a-amilasa son dos defensas naturales de las plantas.

Estos inhibidores se encuentran en los cereales, las legumbres y semillas, y pueden favorecer la inflamación intestinal.

Una microbiota intestinal deficiente

Las bacterias que viven en tu intestino se definen como la microbiota intestinal y forman parte de la barrera intestinal.

Hay bacterias buenas y malas.

Si se consumen ciertos alimentos como harinas refinadas, azúcares o comida procesada, la microbiota se daña y genera disbiosis, es decir, un desequilibro en las poblaciones bacterianas.

Además, muchos grupos funcionales de bacterias mueren o se reducen drásticamente porque no son alimentadas correctamente y otros grupos aumentan más de la cuenta debido a una gran ingesta de azúcares y similares.

Antinutrientes de las plantas

La evolución ha dotado a todos los seres vivos de mecanismos para protegerse de sus depredadores. Las plantas, por ejemplo, no tienen piernas para correr, por lo que tienen pinchos o cáscaras duras para poder protegerse.

Los antinutrientes son sustancias que están en las plantas y que ésta los utiliza para poder protegerse de sus depredadores. Pero lo que ocurre es que dañan nuestra barrera intestinal haciendo que aumente su permeabilidad.

Un ejemplo de ello son las saponinas, que están presentes en las legumbres.

El estrés

La alimentación no es solo el único factor que puede aumentar la permeabilidad intestinal. El estrés es otro de los factores de nuestro estilo de vida moderno que puede producir un aumento de la permeabilidad.

origen

Sobre origen

Sin comentarios

Dejar un comentario

Abrir chat